Este espectacular parque acuático es nuestro nuevo placer culpable

Está en Hungría, es inmenso y cualquier parecido con el concepto típico de parque acuático es pura casualidad.

Escrito por
Lectura: 3 min

Es el sueño de cualquier niño, pero también de cualquier adulto –aunque muchos no se atrevan a reconocerlo–. Porque con este calor nadie, sea cual sea su edad, podría decir que no a zambullirse en piscinas infinitas, lanzarse por toboganes gigantes y disfrutar de algún cóctel en un bar acuático. Estas son solo algunas de las opciones que ofrece Aquaticum Debrecen Strand, el parque acuático más grande de Hungría –y uno de los más innovadores de Europa– que acaba de reabrir sus puertas para la temporada de verano.

Ubicado en la ciudad húngara de Debrecen y rodeado de frondosos bosques, este futurista recinto con actividades tanto para los más pequeños como para los mayores se inauguró en 2020, pero la llegada de la pandemia imposibilitó que pudiera disfrutarse en su totalidad. Ahora, el parque reabre sus puertas con todas sus atracciones en activo, aforo completo y sin necesidad de usar mascarillas.

En total, en sus 5.700m², encontramos 15 piscinas que suman conjuntamente 500m² para nadar libremente. Una de ellas está reservada para entrenar, mientras que otras están pensadas para las inmersiones, como la que tiene fondo de cristal y 12 metros de profundidad y la de 200 metros cuadrados. Asimismo, si quieres subir tu adrenalina a los límites más alto, puedes atreverte a saltar de su gran plataforma de salto.

Pero si además de nadar quieres pasártelo bomba, para esto están sus ocho impresionantes toboganes, cuatro de ellos gigantes y de gran recorrido. Cuando quieras reponer fuerzas, que lo necesitarás, tienes a tu disposición un paseo marítimo con varios restaurantes de distintos tipos de gastronomía, así como una gran terraza a 12 metros de altura con cómodas hamacas en las que tomar el sol. Además, el parque tiene su propio balneario con aguas termales, tratamientos de agua medicinales, bar acuático y un río lento de suave deriva perfecto para dejarse llevar y poner la mente en blanco. Y para los amantes del deporte, hay varios campos para practicar voleibol, baloncesto o fútbol, un parque de fitness y mesas de teqball y de ping pong.

Una joya del ecoturismo

Para visitar este refrescante recinto deberás viajar hasta Debrecen, ubicada a 240km al este de Budapest. Esta ciudad universitaria de 200.000 habitantes fue la más grande de Hungría en el siglo XVIII. Actualmente, es uno de los centros culturales del país con una gran variedad de museos como Modem, su museo de arte contemporáneo, o el Museo Déri, que alberga objetos del Antiguo Egipcio y obras del ucraniano Mihály Munkácsy.

Además, en las proximidades de la urbe se encuentra el lago Tisza, perfecto para disfrutar de actividades de ecoturismo. Y a pocos kilómetros está el Parque Nacional de Hortobágy, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que es la estepa más grande de Europa Central. Un lugar perfecto para probar la gastronomía típica de los pastores. Así que si te escapas unos días a Debrecen, ya tienes las vacaciones completas.

Fotos: Anna Illés y György Palkó