Los 15 lugares más instagrameables de España para petarlo este agosto

Ves preparando el objetivo porque no vas a querer dejar de disparar fotos una vez que conozcas estas joyas del 'postureo' made in Spain.

Escrito por
Lectura: 8 min

No te hace falta salir de España para ser la envidia de tus followers porque nuestro país ofrece rincones que ya te aseguramos te darán más de un like. Y para que vayas a tiro hecho, aquí tienes algunos de los rincones más asombrosos y fotogénicos de nuestro país. ¿Cuál crees que arrasará en tu tablón?

Bosque de Oma (Vizcaya)

En nuestro país tenemos bosques con mucho encanto pero ninguno como este paraje vasco de Cortézubi. ¿El motivo? Los coloridos árboles fruto de la iniciativa del artista Agustín Ibarrola que en 1982 se propuso crear esta galería de arte al aire libre que, a día de hoy, ya ocupa más de 4 hectáreas de terreno y acoge más de 47 obras pintadas en los distintos árboles de este entramado cultural. Así, aunque no es tan popular como otros enclaves vascos como el famoso San Juan de Gaztelugatxe, esta colorida ruta de montaña es una escapada perfecta para pasar un día inmerso en plena naturaleza y, ya puestos, sacarte unas fotos de lo más divertidas.

Barco de Chanquete (Málaga)

Los influencers más nostálgicos tienen una visita obligada este verano en Nerja. Y es que esta localidad costera, además de fascinantes playas y una gastronomía rica y variada, fue el escenario de la mítica serie ‘Verano Azul’ y el municipio atesora algunos recuerdos de la ficción. Sin duda alguna, el más emblemático de todos es el famoso barco La Dorada 1º donde vivía y tocaba el acordeón el entrañable Chanquete. Además, en la playa de Calahonda se encuentra una estatua del querido pescador. ¿A qué esperas para grabarte un story gritando aquello de “Del barco de Chanquete, no nos moverán”?

El muro del beso (Barcelona)

No hay verano sin beso, ni sin la típica foto del Beso Beach en Formentera. Pero si el archiconocido barco balear ya te parece demasiado quemado para postearlo, puedes optar por este sugerente mural barcelonés donde los más románticos deciden inmortalizarse besándose con sus parejas o amigos. Situado en pleno barrio gótico de la Ciudad Condal, este fotomosaico de Joan Fontcuberta impresiona tanto de lejos como de cerca. Y es que, al acercarte, verás que la imagen de los dos labios besándose la forman 4.000 fotografías convertidas en azulejos. ¡Tiembla París que Barcelona quiere ser la próxima capital del amor!

Molinos de Consuegra (Toledo)

No hace falta que te batas en duelo cual Quijote enajenado, basta con perderte una mañana entre ellos, tomarte unas buenas fotos y disfrutar de la quietud de las llanuras manchegas. Porque el municipio de Consuegra es uno de los pueblos más atractivos de nuestra geografía y sus icónicos molinos son ya una visita obligada para quienes desean viajar en el tiempo. Desde la localidad puedes hacer la popular ruta de Don Quijote pero, además, puedes organizar visitas turísticas por el castillo medieval y los molinos de viento. ¿Acaso hay algo más typical spanish que un molino de los de antaño?

Mirador de San Nicolás (Granada)

Pocos skylines más bellos que este podrás encontrar en España. Y es que desde esta bulliciosa y pintoresca plaza en el barrio de Albaicín puedes disfrutar de unas vistas inmejorables de la Alhambra y del que dicen el mejor atardecer de España. Es tal su belleza que miles de turistas, tanto nacionales como internacionales, acuden cada año a él para poder inmortalizar sus espectaculares vistas. De hecho, hasta el mismísimo ex presidente estadounidense Bill Clinton afirmó que era uno de los lugares más bellos cuando, acompañado de su mujer Hillary Clinton, lo visitó en 1997. Y quiénes somos nosotros para discutírselo.

Cabo Vidio (Asturias)

Parecen postales de ensueño pero no, cualquiera de las fotos que tomes desde este cabo asturiano son instantáneas dignas de conservar. Bueno, las instantáneas y el recuerdo de sentarte tranquilamente frente al mar Cantábrico y relajarse ante toda su inmensidad y bravura. No es el único banco de este estilo ya que en Asturias hay varios bancos posados en acantilados y miradores que ofrecen vistas increíbles y un descanso como pocos, pero este es, sin duda alguna, uno de los más bonitos.

Salto del Pelgo (León)

¿Quieres perderte en un paraje idílico este verano? Pues que sepas que no vas a necesitar ni salir de España. En León tienes una de las cascadas más bellas de nuestra geografía en la que podrás desconectar de todo el trasiego diario. Esta cascada de 16 metros y cercana a Ponferrada, es un salto de agua artificial construida para el aprovechamiento de la antigua central hidroeléctrica El Pelgo. Además, está rodeada de naturaleza y ofrece varias rutas para los amantes del senderismo.

Balcón de San Lázaro (Zaragoza)

¿Sabías que Zaragoza es la única ciudad del mundo que tiene dos catedrales activas? Se tratan de la famosa Catedral del Pilar y la Seo que desde este pequeño balcón pueden inmortalizarse en una misma diapositiva. Este pequeño petril tiene una de las vistas más representativas de la ciudad con las dos catedrales y el puente de piedra que desde 1440 cruza el río Ebro conectando ambas riberas. Por cierto, entorno a este balcón giran muchas leyendas y misterios como que no tiene fondo o que una extraña criatura habita en él. Avisado quedas…

Monumento de los Ajaches (Lanzarote)

Lanzarote puede que no cuente con la fama de Gran Canaria o Tenerife pero nada tiene que envidiar al resto de las islas del archipiélago. Con su cálido clima todo el año, sus formaciones volcánicas espectaculares y sus playas de aguas turquesas es un pequeño paraíso ideal para pasar entregarte al dolce far niente este agosto. Al sur de la isla, se encuentran los Ajaches, una formación volcánica que es uno de los monumentos naturales más importantes de todas las islas Canarias. Ofrece una panorámica de vértigo en la que admirar el modelado que ha dejado la lava en fusión a lo largo del tiempo.

La muralla roja de Calpe (Alicante)

Todo influencer que se precie ha visitado ya este colorido edificio obra del arquitecto Ricardo Bofill que, aunque fue creado en 1973, ha sido en los últimos años cuando se ha popularizado entre los amantes del ‘postureo’. Bueno, del postureo, del cine y de la publicidad ya que son muchas las marcas como Reebok o Guerlain que han rodado spots y realizado sesiones de fotos en sus rosadas escaleras, sus terrazas azuladas y los diferentes solariums repartidos en esta arquitectura laberíntica.

Ciudad de las Artes y las Ciencias (Valencia)

Las opciones que ofrece esta archiconocida construcción de Santiago Calatrava son casi infinitas y guarda un sinfín de rincones para buscar tu mejor instantánea. Por ejemplo, los lagos artificiales y las fuentes que hay entre los distintos edificios, el edificio de L’Hemisfèric, el descomunal y acristalado edificio del Museo de las Ciencias o los arcos de L’Umbracle son algunas de las mejores partes de este conjunto arquitectónico. Pero si has de quedarte con uno elige el edificio del Palau de les Arts Reina Sofía que alberga la ópera de Valencia, incluido dentro de los circuitos operísticos más importantes del mundo.

Cabo Touriñán (Lugo)

El punto más occidental de la provincia de La Coruña, de toda Galicia y de la España peninsular es también uno de los acantilados más impresionantes de nuestra geografía. Y que no te engañe el nombre de esta región, por mucho que la llamen Costa de la Muerte es uno de los espacios naturales más soberbios que verás en mucho tiempo y la imagen de las olas rompiendo con ferocidad contra las rocas es algo que hay que contemplar, al menos, una vez en la vida.

Templete de Son Marroig (Mallorca)

Siéntete como toda una deidad griega en este templete mallorquín con un fondo tan privilegiado como son las azuladas aguas del Mediterráneo. Propiedad  del archiduque Lluís Salvador,  esta marmórea construcción se encuentra en plena Sierra de Tramuntana en Mallorca en la mansión de Son Marroig, entre Valldemossa y Deià y es una imitación del que hay encima de la isleta del jardín Pallavicini, cercano a Génova. Si te esperas al atardecer podrás hacerte una de las mejores fotos de tu vida en plena golden hour.

Port Saplaya (Valencia)

¿Necesitas una foto de aire marítimo para tu Instagram este verano? Pues ya estás tardando en ir a esta zona residencial costera de Alboraya en la que sus coloridas casas y yates son el decorado perfecto para un buen shooting veraniego. Esta área surgió en los años 70 de la mano de un grupo de empresarios y los propietarios de los arenales próximos a la playa que buscaban una zona de recreo y descanso. Con el paso de los años se ha ido convirtiendo en un must para todo valenciano que desee una tarde alejado del ajetreo de la ciudad. De hecho, muchos la llaman la pequeña Venecia valenciana.

El capricho de Cotrina (Badajoz)

Extremadura tiene sitios de ensueño y en este pequeño rinconcito pacense podrás dejar volar tu imaginación libremente y hacer fotografías que serán auténticas obras de arte. Eso sí, no lo confundas con una obra de Gaudí porque aunque recuerde al Capricho de Comillas del artista barcelonés, esta original construcción la realizó Francisco González Gragera, un albañil jubilado que hace más de 30 años se propuso dar vía libre a su arte y talento.