Guía para noctámbulos: todo lo que el turismo de noche puede ofrecerte

No a todos les gusta madrugar para hacer turismo. La noche ofrece muchas opciones, más allá de la fiesta, para descubrir tu destino de vacaciones desde otra perspectiva.

Escrito por
Lectura: 7 min

No solo es una forma de conocer el ocio nocturno de los principales destinos sino también de recorrer sus calles y apreciar su gastronomía.

Parece algo normal que cuando viajamos a una ciudad nueva queramos exprimirla al máximo y recorrer todas sus calles. Por ello solemos madrugar tanto aunque, en realidad, la noche tiene tanto que ofrecer como una jornada soleada. En España, por ejemplo, la oferta de restauración, espectáculos y fiesta es inmensa, así como las posibilidades de recorrer mercadillos, visitar ciertos museos o realizar tours diversos. De hecho, nuestro país es uno de líderes en esto del turismo nocturno. También fuera de nuestras fronteras hay muchas opciones para disfrutar de la noche en nuestros viajes. Aquí tienes varias ideas y planes para hacer a media luz, como diría Gardel.

Recorridos de luces

Al caer la noche, las ciudades cobran nueva vida. Se encienden las luces y todo adquiere un matiz especial. Por eso, pasear por algunas de las ciudades más bonitas del mundo cuando están alumbradas es una forma de conocer sus calles bajo un nuevo prisma. Tanto es así que muchos operadores turísticos ya ofertan tours nocturnos. Es el caso de París, existen recorridos como este en el que pasas por atracciones iluminadas como la Torre Eiffel, Notre Dame, la plaza de la Concordia, la Ópera y el Arco del Triunfo, mientras escuchas la narración sobre la ciudad y su historia –por algo es la ciudad de la luz–. Por su parte, en  la Roma iluminada nos enseñan el Vaticano, la plaza Navona y el Coliseo bajo una luz muy especial; mientras que en Barcelona realizan un tour nocturno en bicicleta para recorrer sus calles y admirar, con una copa de cava en la mano, el espectáculo de fuentes de la Fuente Mágica.

El Vaticano de Roma iluminado de noche.

Una cena para el recuerdo

Pensar en la noche es también hacerlo en una buena cena. En Madrid, por ejemplo, tienes Aurora, un local de moda que abre para servicio de comidas y se extiende hasta las 6.00 horas de la mañana con espectáculos, barman y música DJ en vivo. Aunque si lo que quieres es tener comida segura sea la hora que sea, debes conocer el Redbar, que es el primero que abre 24 horas los 365 días del año en Madrid. Un concepto más que asentado en ciudades como Nueva York, en la que encontramos sitios tan icónicos como Waverly Restaurant o Gray’s Papaya, donde tomarte un perrito caliente por menos de un dólar a cualquier hora.

Redbar ofrece cocinas de 12 países distintos en un espacio de 1000 metros cuadrados.

Discotecas y mucha marcha

El ocio nocturno es uno de los principales reclamos para los viajeros de noche. De hecho, el 23% del turismo que llega a España lo hace por el ocio nocturno y nuestro país es el líder en oferta de fiesta y discotecas. En Ibiza, tienes algunas tan icónicas como Ushuaia, Pachá o Amnesia, mientras que en la península no puedes dejar de lado la madrileña Kapital o Fabrik y la barcelonesa Opium. Berlín es otra capital europea referente en esto de la juerga, sobre todo si te gusta el techno y quieres darlo todo en su icónica Berghain o en el fetichista y libertino club Kit Kat. Y no podemos hablar de marcha nocturna sin mencionar a Nueva York, la ciudad que nunca duerme, con su ya clásico Studio 54 o la exuberante Marquee.

Pachá está presente en Ibiza desde el año 1973.

Paseo en barco

Navegar en barco al atardecer mientras todo se tiñe de dorado es una de las experiencias más románticas que puedes hacer en tus vacaciones. Y quien dice barco, dice góndola. Con este tour por Venecia flotarás por el majestuoso Gran Canal mientras observas las principales vistas de la famosa ciudad italiana a la luz de la luna. Pero no solo la ciudad italiana ofrece este tipo de paseos. En Lisboa puedes recorrer el Tajo en velero al atardecer y, ya cruzando el charco, tienes muchas más opciones: un paseo en barco por Acapulco con espectáculo de baile latino a bordo y barra libre de bebidas, un crucero nocturno con cena incluida en Cartagena de Indias o una vuelta por las aguas del puerto de Boston para contemplar su skyline.

Paseo nocturno privado en góndola de 30 minutos a partir de 162 euros.

El momento de las leyendas

Cuando aumentan las sombras y todo se oscurece es cuando afloran las leyendas e historias de fantasmas. De hecho, cada vez está más de moda este dark tourism que recorre las ciudades revisando su crónica negra y escuchando los relatos más pavorosos. En Los Ángeles puedes recorrer con varios operadores turísticos los teatros y hoteles encantados de Hollywood o visitar el icónico Hotel Cecil; y en Londres es ya un must el free tour que, al caer la noche, cuenta la historia de Jack el Destripador, uno de los asesinos en serie más famosos. En España, prácticamente cada ciudad tiene su tour de leyendas, como ocurre con Cáceres y su muro con calaveras, Toledo con sus leyendas de Bécquer o Valencia y su historia del Morro de Baque.

En el icónico The Roosevelt Hotel varios testigos afirman haber visto el fantasma de Marilyn Monroe.

Museos de madrugada

¿Ver un museo sin tanto barullo de gente y disfrutando de las obras bajo una luz diferente a la habitual? Esto es posible si visitas los museos de noche. En Londres, el centro artístico Somerset House cierra a las 20.00 horas, pero sus patios están abiertos al público hasta las 23.00 horas los meses de verano, al igual que el Tate Modern, que los fines de semana de verano abre hasta las 22.00 horas. Por su parte, en Sidney el Museo Australiano organiza veladas al atardecer que se extienden hasta la noche para disfrutar del museo. Otras opciones son el parisino Palais de Tokyo, que abre hasta la medianoche, o el Centro Pompidou, que cierra a las 23.00 horas los jueves.

El Pompidou de París (Francia) fue diseñado por los arquitectos Renzo Piano y Richard Rogers.

Tiempo de mimarte

Los Baños Széchenyi de Budapest son los mayores baños medicinales de Europa y una visita indispensable si pasas por la capital de Hungría. Pero si no quieres aguantar el sol estival, puedes esperarte a que comience el atardecer para sumergirte en ellas, ya que todos los domingos abren hasta las 21.00 horas y los martes de julio permanecen operativos hasta las 23.00 horas. Si viajas al otro lado del charco, en Perú, tienes los baños termales de Cocalmayo, que están abiertos hasta las 23.30 horas. Y en España te recomendamos las termas de Arnedillo, en La Rioja, que te recibirán hasta la medianoche.

A Budapest se la conoce como “la ciudad de los balnearios” por sus más de 100 manantiales.

Mercados artesanales

Si puedes irte de excursión, hacer tours y hasta relajarte en aguas termales de noche, ¿por qué vas a poder ir de compras? Además, en los días de más calor se agradece que ciertos mercados esperen a la caída del sol para montar sus puestos. En Jaén, durante los meses de julio, agosto y septiembre, se ha puesto en marcha un mercadillo nocturno todos los martes que comienza a las 20.00 horas y finaliza a las 23.00 horas. En Palma de Mallorca también se monta todos los días el mercado nocturno de Las Maravillas, donde podrás encontrar una gran variedad de piezas de artesanía isleña; y todos los sábados de verano está abierto hasta medianoche el mercado nocturno de Portocolom. Esta costumbre mercadillos nocturnos también está muy extendida en la Normandia francesa, donde encontramos los mercados nocturnos de Dieppe, uno de los más bellos de Francia con artesanía y alimentación, y el de Bayeux, entre otros.

Senderismo nocturno

Y no solo en las ciudades tienes opciones para disfrutar de la noche. Cada vez está más de moda aprovechar la luz de la luna para realizar recorridos de montaña y visitar parajes naturales tan bellos como Las cañadas del Teide, donde disfrutaras de uno de los cielos estrellados más claros y limpios del mundo. También en Cabo de Gata podrás contemplar las estrellas del cielo almeriense y pasear por sus salinas. En Costa Rica, por su parte, puedes pasear al caer la tarde por el Parque Nacional Manuel Antonio y contemplar especies como tarántulas, escorpiones, monos capuchino, perezosos, pelícanos.

Con una ruta nocturna de senderismo por las Cañadas del Teide podrás descubrir el cielo estrellado de uno de los firmamentos más limpios y claros del mundo.