Por qué todo buen fan de Mecano debería ver ‘Cruz de Navajas’

Tras ver el espectáculo musical y charlar con unos Sergio Alcover, uno de sus directores, te contamos por qué no puedes perdértelo.

Escrito por
Lectura: 4 min

¿Cuántas veces habrás escuchado alguna de las canciones de Mecano? Seguro que incontables, pero te aseguramos que jamás las habrás visto de esta forma. Y es que el nuevo espectáculo musical de Sergio Alcover (‘Fama’) y Gonzalo Pérez, ‘Cruz de Navajas’, hace que cada una de las 35 canciones que interpretan las vivas como una historia única, un viaje sensorial en el que la música, las luces y las increíbles coreografías te dejan extasiado. “Gonzalo Pérez Pastor un día propuso una idea sobre construir un espectáculo de Mecano y me entusiasmó porque la única norma era que no había ningún tipo de límite creativo. Las canciones de Mecano son ideales para construir este universo porque ya de por sí son temas que cuentan muchas cosas”, comenta Sergio Alcover, director artístico y coreógrafo.

Lo primero que has de tener claro es que no vas a ir a un musical, sino a un espectáculo musical. No hay diálogos, aunque sí alguna que otra interacción divertida con el público, ni tampoco una trama argumental. “No es un musical como tal. Si hubiéramos querido ser nostálgicos habríamos hecho lo mismo que ellos o, por ejemplo, lo que hacen grupos tributo que se disfrazan de Ana Torroja, José María y Nacho Cano. Lo que hacemos es traer a Mecano al siglo XXI o, mejor dicho, al siglo XXIII, porque la tecnología es una parte más. Si Mecano hubiese existido actualmente esto es lo que pasaría. No somos un grupo tributo, pero hacemos un sentido reconocimiento a su obra”, afirma Alcover.

‘Cruz de Navajas’ se asemeja más a un nuevo formato de concierto, en riguroso e increíble directo, en el que poder disfrutar de gran parte de su discografía con una puesta en escena mágica. El despliegue artístico incluye un vestuario de más de 300 trajes, una iluminación provista de 330 focos, 8 cantantes, 10 músicos y 12 sorprendentes bailarines que durante 150 minutos, descanso de 20 minutos incluido, te deleitarán con éxitos como Hijo de la Luna o Naturaleza muerta cantada en inglés.

Y toda esta embaucadora fantasía no podría ser posible sin la tecnología que, en este espectáculo en particular, juega un papel protagónico. “Es la primera vez que la tecnología LED se integra con pantallas transparentes de una manera tan teatral. Hemos intentado generar un equilibrio entre la parte humana, la parte musical y coreográfica y la tecnología para que sea un todo integrado. Hay números que no funcionan sin la tecnología y otros que no lo harían sin la música y la parte humana”, admite el artista. Estas pantallas de LED transparentes de gran resolución, que abarcan más de 100m², se combinan con soportes móviles y van creando distintos espacios y mundos en cada una de las canciones.

De hecho, aunque no seas un gran fan del grupo o conozcas pocas de sus canciones, al final acabas entrando en el peculiar universo de cada una de las historias que se van contando. “Muchas personas de otra generación están acudiendo al teatro y se están enamorando de la obra de Mecano porque se la cantamos y contamos de una manera distinta. La música de Mecano sigue teniendo el mismo sentido que tenía antes pero en otro contexto, por lo que hay que tratarlas con otro concepto y de otra manera”, explica el coreógrafo.

Es cierto que hay algunas canciones más arriesgadas que otras, con arreglos que jamás se hubieran imaginado. Por ejemplo, la versión al piano de la fabulosa Aire o el cántico coral de las mujeres del equipo cuando suena Mujer contra mujer se te quedarán grabadas a fuego. Al igual que el original y divertido baile que se marcan cantantes y bailarines durante No es serio este cementerio o No hay marcha en Nueva YorkAsimismo, los números más sencillos son igual de emotivos, como bien demuestra la versión mucho más flamenca de Una rosa es una rosa o la dulce balada que termina siendo Me cuesta tanto olvidarte. Eso sí, pese a los cambios, todas conservan el alma transgresora, animada y liberal de Mecano.

Pero como hay muchas más sorpresas, lo mejor es que las descubras por ti mismo de jueves a domingo a las 19.30h en la Carpa Espacio Raro (Ifema), el único lugar de Madrid donde podía reunirse y prepararse todo este montaje respetando, además, las medidas de seguridad frente a la Covid-19. El precio parte de los 35 euros y, ten claro, que los pagarás encantados. “Mecano es para nosotros lo que para otros países es ABBA o Michael Jackson y, para nosotros, esto es el espectáculo más grande sobre el grupo más grande“, zanja Alcover.