¿Vas a viajar en cámper por primera vez? Sigue los consejos de este experto

Pedro Madera, autor de 'Viajar por libre. 50 rutas en furgo por España', nos da algunos tips básicos para furgo-principiantes.

Escrito por
Lectura: 5 min

Aunque todavía hay que ser precavidos para evitar incrementos en los contagios, lo cierto es que el verano ha traído un poco de esa libertad que todos ansiamos gracias a la relajación de las restricciones. Y como lo de viajar fuera de España aún sigue estando complicado, hay alternativas que están cobrando cada vez más fuerza. Una de ellas son las furgonetas cámper, gracias a las cuales puedes lanzarte a la aventura de recorrer España por carretera. Para que te animes a probar esta experiencia, hemos pedido consejo al historiador y periodista Pedro Madera, autor de ‘Viajar por libre. 50 rutas en furgo por España‘: “Lo mejor del caravaning es la sensación de independencia que tienes para disfrutar de cualquier zona y el poder marcar tus horarios en función de su capacidad de disfrute”, asegura el escritor. ¡Toma nota y calienta motores!

Ten claro tu tipo

Los veteranos del caravaning reiteran que este estilo de vida permite descubrir rincones que de otro modo no veríamos. Pero antes de lanzarte a la carretera, has de escoger qué vehículo se adapta mejor a ti. En general, hay cuatro modelos básicos: furgoneta camperizada, perfilada, caravana integral y capuchina. Nosotros nos centramos en las cámper, que son las más económicas y las preferidas de los jóvenes, aunque también están las perfiladas, muy manejables, más cómodas y con cama en la parte trasera. “Cada tipo de usuario tiene unas necesidades distintas. Pero, para empezar y probar, recomiendo siempre alquilar para no tener el compromiso económico”, aconseja Pedro Madera. Así, puedes probar varios estilos y ver con cuál te sientes más cómodo.

Una vez que ya tengas tu modelo, has de planear bien el viaje, a poder ser, determinando dónde harás paradas, repostarás e, incluso, dormirás. Así, seguro que evitas más de un contratiempo. “Los imprescindibles que hemos de tener en nuestra cámper son agua, papel higiénico y una actitud positiva ante los problemas que puedan surgir”, recuerda el experto acerca de las eventualidades comunes en estos viajes. Además, lleva siempre un botiquín y una caja de herramientas.

‘Camperiza’ tu furgo

Transformar tu furgoneta en la casa de tus sueños sobre ruedas es todo un arte. Desde hace algo más de una década, en España hay varias empresas que se dedican a camperizar tu furgo a tu gusto y añadiendo cuantos detalles desees. “Recomiendo hacerlo con una empresa profesional porque la mayoría de los problemas para el usuario vienen por el exceso de chapuzas que hay en el sector: vehículos sin ITV,  falta de revisión de los sistemas de seguridad, no cumplir la normativa, etc. Con una empresa registrada todo es más sencillo. Comercial Caravaning en Madrid, ASM en Barcelona o Caravanas Hidalgo en Sevilla son ejemplos de muy buena praxis”, recomienda Madera.

De hecho, el periodista advierte de que en el sector ahora hay mucho intrusismo y engaño, por lo que es más importante aún el dejarse aconsejar por profesionales que nos den garantías. “Lo primordial a tener en cuenta a la hora de camperizar es el aislamiento y el tipo de usuario”, comenta. Eso sí, mejor que seas minimalista, ya que el espacio es bastante limitado.

¡Ojo en la carretera!

La cámper es, en general, perfecta para viajar por cualquier sitio, pero siempre hay que hacerlo con prudencia, llevando el vehículo en perfectas condiciones y prestando mucha atención en la carretera. “Uno de los principales errores al conducir una cámper es olvidarnos de que llevamos vehículos de dimensiones no tan frecuentes. Hay que tener en cuenta la altura, la resistencia al aire, la capacidad de frenada…“, explica Madera. Así, si la autocaravana tiene hasta 3.500kg de masa máxima autorizada necesitarás el carné tipo B; y si es mayor, el tipo C, aunque también hay que tener presente el peso del remolque.

La limpieza es un must

El orden y el aseo es siempre importante, pero cuando pasas días o semanas en la carretera y, además, en un espacio no muy extenso, se convierte en algo esencial. Lo recomendable es tener todo ordenado y bien colocado para evitar percances durante la conducción, además de llevar lo básico para no tener todo manga por hombro. “Para lavar ropa hay muchas lavanderías industriales que están abiertas al público y tanto las zonas camper como los camping tienen servicio de lavandería. Para lavarnos nosotros mismos, muchas autocaravanas tienen servicio y lavabo para asearnos perfectamente cada día”, comenta.

Si no tienes ducha, siempre puedes acudir a campings, áreas de servicio en carretera o, incluso, las duchas de playas, por ejemplo. A la hora de el vaciado de aguas grises y negras, es decir, las aguas residuales de limpieza, deposiciones y demás, es imprescindible hacerlo en lugares específicos que suelen estar, por ejemplo, en áreas para autocaravanas o campings. Y para abastecerse de agua lo más frecuente es en gasolineras y áreas de descanso que cuentan, por ley, con un grifo de agua o también en las fuentes potables de los municipios.

Hora de dormir

Una de las cosas más importantes, y también la que más dudas suele causar a los novatos en esto de las furgonetas cámper, es elegir bien dónde dormir. Y lo cierto es que hay que jugar con los conceptos y tener claro la diferencia entre estacionar y acampar para evitar sanciones. “Se puede dormir en cualquier sitio siempre que se cumpla la normativa local. Si el vehículo no cambia su perímetro y cumple la normativa nadie nos puede decir nada si estamos durmiendo en su interior. Ten en cuenta que estacionar es aparcar y acampar es colocar accesorios que cambian el perímetro o el exterior del vehículo”, explica el periodista. En resumen, si solo aparcas puedes dormir donde quieras, pero si ya sacas bártulos, sillas y ocupas más terreno del del propio vehículo, has de tener en cuenta la normativa de cada Comunidad Autónoma que suele exigir estar en zonas habilitadas como camping.