Paulo Londra: cronología de una traición musical y un esperado regreso

El artista argentino regresa a la escena musical tras dos años de silencio obligado a raíz de un tortuoso litigio con los que fueran sus productores.

Escrito por
Lectura: 7 min

Tener talento y contar con el respaldo del público, incluso de la crítica, no garantiza una carrera musical. Para poder sobrevivir en una industria tan voraz como esta también es imprescindible conocer el negocio al dedillo, no confiar a ciegas en nadie y leer muy bien lo que se firma. Si no que se lo digan a Taylor Swift, que perdió el control sobre las canciones de seis de sus álbumes por culpa de un contrato que firmó cuando tenía solo 15 años. Algo parecido le pasó a Paulo Londra, uno de los artistas urbanos más exitosos de los últimos tiempos, cuando firmó un contrato con la discográfica Big Ligas en el que renunciaba –sin saberlo, como contaría después– a sus derechos de publicación y composición.

Esto devino en una dura batalla legal que le ha tenido apartado de la música durante los dos años que ha durado el litigio, el cual se ha resuelto a su favor. Por eso, el artista regresa ahora con un tema nuevo llamado Plan A cuyo videoclip ya acumula más de 19 millones de visualizaciones en YouTube. Recordamos las fechas claves de su ascenso al estrellado, retirada y triunfal regreso.

Enero de 2017

Después de llevar desde los 12 años compitiendo en torneos de frestyle, donde se había granjeado un importante reconocimiento, con 17 Londra lanza por fin su sencillo debut, titulado Relax. Un tema en el que, además de demostrar su talento con el rap, el joven artista reflexionaba sobre su corta pero intenta trayectoria musical hasta el momento, sin saber lo que se le venía encima. La canción fue todo un éxito y a día de hoy cuenta con más de 88 millones de visualizaciones.

Diciembre de 2017

A finales del año de su estreno musical, entra en escena Daniel Echavarría Oviedo, mejor conocido como Ovy on The Drums, uno de los productores a los que más tarde demandaría por fraude. Junto a él lanzó el sencillo Condenado para el millón, que terminó de confirmar su buen despegue musical. Otra canción sobre la fama que rompió récords en Youtube y que marcaría el inicio de la fructífera relación laboral entre Londra y el famoso productor colombiano, el cual ya había trabajado con artistas como Bad Bunny y Karol G.

Año 2018

Fue la productora de Ovy on The Drums y Kristo, el otro implicado en el conflicto, quien se puso en contacto con Londra después de ver el éxito que estaba logrando dentro de Argentina. Así, el joven trapero entró a formar parte de Big Ligas, sello bajo el cual lanzó los sencillos Adán y Eva, Nena maldición y Chica paranormal, además de sus colaboraciones en Cuando te besé junto a Becky G y Te amo con la banda Piso 21. El éxito cosechado con todas estas canciones le convirtieron en el artista argentino con más reproducciones en Spotify y YouTube, pero Big Ligas ya no tenía atado en corto.

De hecho, fue justo después de lanzar Condenado para el millón cuando Londra firmó con Ovy On The Drums y Kristo un contrato en el que le entregaba a su productora los derechos de autor de cualquier obra que incluyera su voz hasta diciembre de 2020. Más tarde, al conseguir que firmara con el sello multinacional Warner, el acuerdo se extendió hasta 2025. Según el relato del artista argentino, al ver todo lo que estaba generando horas después de haber sido publicado el tema, Kristo le sugirió hacer un material en el que se mostraran como un equipo fuerte. “Vino con unas fotocopias, un lápiz caro y un filmaker, y me dijo que íbamos a hacer un video para subir a las redes. Entonces, nos hizo ponernos de espalda y me dijo que firmara unas fotocopias mientras nos grababan”, aseguró sobre cómo se había producido la infame firma.

Mayo 2019

Aún sin ser de todo consciente de dónde se había metido, aunque ya tenía sospechas, Londra publicó su primer álbum de estudioHomerun, a través de Warner. Un disco formado por 18 canciones, todas ellas escritas por él, que supuso su lanzamiento a nivel internacional y su confirmación como uno de los grandes referentes del género urbano latino. Este trabajo tuvo una muy buena acogida, recibiendo una nominación a mejor artista nuevo en los Grammy Latinos de ese año.

Pero lo que nadie sabía es que, mientras Homerum se colaba en lo más alto de todas las listas y sumaba millones y millones de reproducciones, Londra ya había empezado a lidiar una dura batalla legal tras descubrir que había vendido su alma a Big Ligas. Cuando el autor de Tal Vez se negó a firmar un segundo contrato, el de Warner, empezaron las amenazas por parte de su sello y tuvo que pasar por el aro. Según Ovy On The Drums y Kristo, el artista de trap había roto de forma personal el contrato que los unía, mientras que el argentino les acusaba a ellos de fraude y una representación negligente.

15 de mayo de 2020

Después de meses de ausencia, Londra reapareció en 2020 para anunciar a través de un extenso comunicado su salida de Big Ligas y, sobre todo, explicar los motivos. El argentino contó cómo su propio abogado le amenazó con graves consecuencias económicas si no firmaba con Warner. “En ese momento me di cuenta que no éramos un equipo. Y nuevamente no me quedo más que agachar la cabeza y aceptar el trato que se haga con Warner. Entregué canciones y videos a tiempo, y luego Ovy preguntándome que cuánta autoría le daríamos a Kristo, y yo sin entender por qué darle autoría de una canción que yo escribía y Ovy hacía la música. Ya estaba cansado, me sentía burlado por dos que siempre se complotaban para que mi opinión no cuente, y tuve que pedir ayuda. Ni siquiera en la canción con Ed Sheeran logré puntos de autoría correspondientes”, explicaba en la carta.

Fue entonces cuando Londra decidió no doblegarse más y les denunció, pero durante el tiempo que durara el litigo tendría que estar apartado de la música. La desaparición obligada de Londra devino en el movimiento #FreePaulo, el cual fue secundado por muchos otros artistas que le manifestaron su apoyo público.

Noviembre de 2021

Tan solo tres días después del comienzo del juicio en los tribunales de Miami, los abogados de Londra y Big Ligas redactaron un comunicado para Billboard en el que se mostraban felices de anunciar que habían resuelto de forma amistosa sus diferencias. Al parecer, el juez William Thomas había dictaminado que Londra no tenía ya más obligaciones de grabación o futuras subvenciones contractuales con Big Ligas, el sello que él ayudó a cofundar. El fin estaba más cerca. “Inmensa alegría. Gracias a todos, gracias a Dios. Es un primer y gran paso. Falta poco”, publicaba el propio cantante en sus redes sociales.

23 de marzo de 2022

Tras dos años de silencio, el artista argentino regresa con nuevo single, Plan A, un tema con el que se aleja del trap y se acerco más al rock. “En dos días vuelvo con un temeke llamado Plan A, quiero agradecer a mi padres, mi familia y a todos los que me siguieron escuchando en las malas, porque se vienen las buenas”, publicaba en su cuenta de Twitter dos días antes del estreno. Y lo hace de la mano de Warner Music Latina, discográfica con la que firmó un nuevo contrato una vez resuelto el conflicto con Big Ligas. De acuerdo con la revista Billboard, el acuerdo se firmó en Miami Beach, donde también estuvieron presentes familiares, equipo y el presidente de Warner, Alejandro Duque. Esta vez sí, bien rodeado.

Sin embargo, esta nueva canción ha generado opiniones encontradas, ya que muchos esperaban una letra mucho más incisiva en la que contara cómo han sido estos dos años sin poder sacar música. Pero no hay que dar nada por sentado. Además, sus seguidores también están a la espera de que por fin vea la luz una sesión que grabó con Bizarrap, la número 23, antes de la batalla legal con Big Ligas. Lo que está claro es que su comeback es uno de los importantes de 2022 y representa el inicio de una nueva etapa en la que explorar nuevos sonidos pero, sobre todo, disfrutar de su libertad como artista.