Todas las teorías sobre el confuso origen del cóctel Margarita

Hoy se celebra su día internacional y queremos contarte de dónde viene este famoso combinado con más de 70 años de historia.

Escrito por
Lectura: 4 min

Tequila, triple seco y zumo de limón o lima. La receta del cóctel Margarita es sencilla y puede que por eso también sea uno de los combinados más famosos de todos los tiempos. Sin embargo, sus orígenes son mucho más complejos, siendo varios los que se disputan la creación de este trago amargo y potente. En el Día Internacional de la Margarita queremos repasar todas teorías sobre su origen, ya que lo único que está claro es que surgió en el norte de México y que debe su nombre a una mujer inspiradora.

Ensenada y Tijuana son las ciudades que tienen más papeletas para presumir de ser la cuna del cóctel. De hecho, la teoría más asentada dice que fue en la Cantina Hussong‘s de Ensenada donde un camarero llamado Carlos Orozco la creó y bautizó con el nombre de la hija de un embajador alemán, Margarita Henkel. Según cuentan, un día que el barman estaba experimentando con bebidas, la joven se presentó en el bar y Orozco le dio a probar su nueva creación. Maravillada, la joven le preguntó el nombre del cóctel y, a su vez, el camarero le preguntó el suyo y decidió bautizarlo así.

Una de las teorías conduce a Rita Hayworth.

Otra de las historias más populares en torno a la Margarita nos traslada a Tijuana, a unos 85 km al norte de Ensenada. Allí cuentan que el barman de un lujoso hotel de la ciudad se quedó prendado de una bella bailarina que allí se hospedaba, Margarita Carmen Cansio. Enamorado de ella, el camarero no paró de innovar hasta lograr crear un cóctel a la altura de su amor platónico al que le puso su nombre. Y puede que esta bailarina no te suene de nada, pero si te decimos que cuando triunfó como actriz en Hollywood y todos la llamaban Rita Hayworth seguro que la cosa cambia.

Sin abandonar Baja California y a unos 20 minutos de Tijuana, encontramos otro de los lugares que presumen de tener la autoría del cóctel. Se trata del restaurante Rancho La Gloria en Rosarito, donde en 1938 su dueño, Carlos Danny Herrera, inventó la receta en honor a otra bailarina y corista, Marjorie King. La estrella del cine y la canción acudía con asiduidad a la cantina pero era alérgica a muchos ingredientes y toleraba fatal casi todos los cócteles. Por ello, King pidió al dueño que ideara una receta sencilla para ella y así surgió el combinado de lima, tequila y triple seco. Realidad o leyenda, lo cierto es que una de las marcas más consagradas en la venta de Margarita preparado es Rancho La Gloria.

Imagen antigua del Rancho La Gloria.

Daniel Negrete, otro de los camareros que se disputan la invención del combinado, también quería impresionar a una mujer. En este caso, no era ni famosa ni se trataba de un amor platónico, sino que el romántico camarero buscaba crear algo especial para su novia a la que le encantaba la sal. Negrete era el gerente del Hotel Garci Crespo en Tehuacán y en 1936 se animó a escarchar una copa y combinar en ella los tres ingredientes que conforman el cóctel. La joven, Margarita Orozco, quedó impresionada con la creación de su amado y, desde entonces, el Margarita comenzó a popularizarse en el hotel y los alrededores.

Más allá del amor

Pero no todas las leyendas sobre el origen de este cóctel tienen que ver con camareros enamoradizos y jóvenes de belleza despampanante. Por otro lado, muchos defienden que el origen de la popular bebida fue fruto del error y la improvisación. Según cuentan, la Margarita surgió en Ciudad Juárez durante una fiesta del 4 de julio de 1942, concretamente, en el hotel Tommy’s Place. Resulta que una clienta pidió un cóctel Magnolia y el camarero no sabía hacerlo, así que decidió mezcló Cointreau, una marca francesa de triple seco, con tequila y zumo de limón. La clienta le señaló que aquello no era un Magnolia y el barman se disculpó diciendo que había entendido Margarita en vez de Magnolia.

También hay una mujer que se disputa la autoría del cóctel y que, cómo no, se llamaba Margarita. La leyenda, que muchos consideran una invención para publicitar la marca Cointreau, nos traslada a Acapulco, lugar en el que Margarita Sames organizaba una fiesta en su mansión. Para animar el festejo, la mujer decidió combinar varios ingredientes y creó así el Margarita. Como entre los invitados estaba Nicky Hilton, el heredero de los hoteles Hilton, pronto la creación se popularizó y comenzó a servirse en los establecimientos de la cadena hotelera.

Teorías aparte, lo que sí está bien documentado es la primera mención oficial a la bebida en la prensa escrita. Fue en 1953 y se presentó con el titular “Ella es de México, señores”, definiéndose como un trago excitante y provocativo aunque no se determinó su creador como tal. Eso sí que no se puede rebatir