14 escenas del cine que tienen a la pizza de protagonista

Este suculento plato italiano ha sido el protagonista en muchas producciones. Recordamos nuestras favoritas en su día internacional.

Escrito por
Lectura: 6 min

Es imposible que no la hayas probado alguna vez en tu vida. La pizza es uno de los platos más socorridos, sabrosos y consumidos del planeta. Al año, se consumen más de 5.000 millones y el 20% de los restaurantes del mundo son pizzerías. Por ello, no es de extrañar que el séptimo arte haya recurrido a ella en muchas ocasiones, dejándonos escenas para la posteridad con este plato como protagonista. Porque cualquier momento con pizza es mejor, en el Día Internacional de la Pizza te dejamos algunas de las pelis que más ganas te darán de comerla.

‘Tarde de perros’ (1975)

¿Qué mejor que la pizza para quitar el estrés durante un atraco? Tanto para los secuestradores como para los rehenes, claro. Este recurso es ya un habitual del cine, usando en películas como ‘El robo del siglo‘ y series policiacas como ‘La Casa de Papel’ o ‘Mentes Criminales’. Esta cinta protagonizada por Al Pacino, en la que el mítico actor encarna a un inexperto atracador de bancos, fue una de las primeras en tener a la pizza como exigencia ante la Policía.

‘Fiebre del sábado noche’ (1977)

Seguramente los dueños de la pizzería Lenny’s nunca se imaginaron que salir en esta película de los 70 cambiaría su suerte para siempre. El local donde Tony Malero, el personaje al que dio vida John Travolta en este clásico, compró dos trozos de pizza ganó tanto popularidad a raíz del estreno de la cinta que hasta terminó bautizando una de ellas con el nombre del actor. Tal es la fama ya de este local ubicado en Brooklyn que el actor participó en un acto conmemorativo por los 40 años del estreno de la cinta.

‘La loca historia de las galaxias’ (1987)

Esta delirante parodia de ‘La Guerra de las Galaxias’ terminó por transformar al mafioso Jaba el Hutt de ‘El retorno del jedi’ en Pizza el Hutt en un claro un guiño a Pizza Hut, la popular cadena de pizzerías. La escena provoca entre asco y unas ganas brutales de comer pizza. Sin duda, Mel Brooks fue un pionero del humor absurdo pero certero.

‘Pesadilla en Elm Street 4’ (1988)

La pizza es tan versátil que hasta queda bien en una película de miedo. Si no que se lo digan a Freddy Krueger, el villano más gamberro y sarcástico del cine de terror, que en la cuarta entrega de su franquicia logró transformar una pizzería en el peor de los infiernos. Una escena en la que sus víctimas pasan a ser el ingrediente estrella de un manjar convertido en una cruel tortura.

‘Mystic Pizza’ (1988)

Sin duda, en la década de los 80 había una auténtica fiebre pizzera y el cine es buen reflejo de ello. Para prueba esta película protagonizada por Julia Roberts y Lili Taylor que tiene como escenario principal una pizzería en la que sus protagonistas trabajan mientras comparten sus sueños y planes para salir del pueblo. Una de las escenas más icónicas es la del crítico gastronómico que va a probar el plato estrella de la casa.

‘Regreso al futuro 2’ (1989)

Algunos inventos de ‘Regreso al futuro’, como los drones o las videollamadas, terminaron por hacerse realidad y hoy son el pan nuestro de cada día. Pero por desgracia, con aquella pizza liofilizada no pasó lo mismo, aunque a muchos les hubiera sacado de un apuro en más de una ocasión. Se trataba de una pizza de unos pocos centímetros que, una vez hidratada, aumentaba hasta tener un tamaño normal. La ciencia demostró que la idea no tenía salida en el mundo real, porque no hay nada peor que la humedad para calentar una pizza en el microondas.

‘Haz lo que debas’ (1989)

Una de las mejores escenas cinematográficas rodadas alrededor de esta preparación cluinaria es la de esta cinta de Spike Lee ambientada en un restaurante de Brooklyn. Allí, su dueño sirve porciones de pizza a un vecindario deprimido económicamente, en su mayoría inmigrantes que se reúnen diariamente en el local. Una cinta profunda y muy crítica con el racismo y el clasismo estadounidense que deja escenas como esta en la que, a través de un diálogo aparentemente banal, se plasman los conflictos raciales entre italoamericanos y negros.

‘Solo en casa’ (1990)

Aunque puestos a ver escenas míticas entorno a la pizza, no podíamos dejar fuera esta de la icónica ‘Solo en casa’. Y es que el joven Kevin McCallister era un apasionado de este plato y tanto en ‘Solo en casa’ como en su secuela aparece comiéndose una. Pero esta en la que asusta al un pobre pizzero es la más tronchante de todas. De hecho, para muchos la pizzería ficticia Little Nero’s es algo muy nostálgico, hasta el punto de que en 2020 en Los Ángeles LBK Pizza lanzó una edición especial conmemorando este elemento foodie de la cultura pop.

‘Las Tortugas Ninja 2’ (1991)

Ni el foodie más amante de la pizza puede llegar a la devoción que Leonardo, Michelangelo, Donatello y Raphael sienten por esta receta italiana. Por eso, tanto en su serie de animación como en sus películas podemos ver continuas referencias a este fast food. A las tortugas Ninja les encanta la de pepperoni, pero también otras mucho más bizarras como la de caramelos y anchoas, la de palomitas o la de mantequilla de cacahuete, salami y yogurt. Para gustos, los colores.

‘Crazy stupid love’ (2001)

Es uno de los actores más aclamados y deseados de Hollywood, pero en esta escena Ryan Gosling demostró que hasta comiendo pizza puede liberar todo su sex appeal. Una comedia romántica protagonizada además por Steve Carell, Julianne Moore y Emma Stone que, aunque de manera muy fugaz, también rinde su pequeño homenaje a cámara lenta a esta sabrosa comida.

‘Iron Man’ (2008)

Los superhéroes también adoran la pizza. Si en las cintas de Spider-Man de Sam Raimi vemos al Peter Parker de Tobey Maguir, explotado como repartidor de pizzas, en Iron Man nos situamos al lado contrario para ver a Tony Stark, encarnado por Robert Downey Jr, compartir una con el empresario Obadiah Stane. Una pizza que, por otro lado, apesta a traición.

‘Come, reza, ama’ (2010)

Una película que alaba el placer de comer y que se ambienta, en parte, en Italia debía de tener una escena de pizza sí o sí. Dirigida por el brillante Ryan Murphy y basada en la novela homónima de Elizabeth Gilbert, esta cinta nos muestra a Julia Roberts disfrutando de una napolitana en L’Antica Pizzeria Da Michele, nacida en 1870 en Nápoles y todo un referente en la ciudad. Aunque tampoco hace falta que vayas hasta allí para disfrutarla, ya que en Barcelona sus responsables abrieron una tienda bajo el mismo nombre.

‘Del revés’ (2012)

Los dibujos animados tampoco pueden vivir sin la pizza y en el cine de animación encontramos algunas referencias. Es el caso de este clip en el que la pequeña Riley se queda muy triste por la repentina marcha de su padre. Para solucionarlo, Alegría recurre al recuerdo de una pizzería en la que le dan una que lleva brócoli. En serio, ¿Cómo se atreven?

‘Cómo deshacerte de tu jefe’ (2018)

Igual que ‘Whyplash’ o ‘Aquel excitante curso’, esta película nos demuestran que enamorarse comiendo pizza es muy posible. La historia gira entorno a dos trabajadores explotados que deciden emparejar a sus jefes para así lograr que les dejen un poco en paz, sin saber que las chispas también empezarán a saltar entre ellos. Precisamente, la escena más comentada de toda la película es esta en la que ambos intiman con un buen trozo de pizza mediante.