Así es ‘Tiger King’, el documental true crime más surrealista de Netflix

Prepárate para crímenes sin resolver, amenazas de muerte, poligamia, amputaciones y tigres, muchos tigres.

Escrito por
Lectura: 4 min

Imagínate cómo de loca será la cosa que en los últimos días celebridades como Kim Kardashian, Rainn Wilson –’The Office’– o Jared Leto se han declarado fanáticos de la serie en sus redes sociales –estos dos últimos con disfraz incluido–.  Y también tenemos a Cardi B, que ha ido un paso más allá al pedir públicamente que su protagonista principal, Joe Exotic, salga de la cárcel. O a Dax Shepard y Edward Norton, que han iniciado una “pelea” virtual por ver cuál de los dos sería mejor candidato para interpretarlo en un posible biopic.

Y es que desde que se estrenara el pasado 20 de marzo en Netflix, Internet no puede dejar de hablar de ‘Tiger King’. Esta producción original de la plataforma nos acerca al surrealista mundo de los zoológicos privados de animales exóticos en Estados Unidos, un negocio tan polémico como lucrativo. El documental pone de manifiesto el sistemático maltrato al que son sometidos los miles de animales que viven en estas instalaciones, así como el comercio ilegal de grandes felinos. Sin embargo, todo lo que hay alrededor de esta crítica es tan loco que, desgraciadamente, el importante mensaje animalista se acaba diluyendo.

Joe Exotic dando de comer a uno de sus tigres.

¿Quién es quién en ‘Tiger King’?

La culpa de todo esto lo tienen los protagonistas de esta historia que se sucede en el estado de Oklahoma. El adjetivo excéntrico se queda corto para definirlos. En primer lugar está Joe Exotic, un tipo que en 1997 decidió comprar un rancho de Florida para ir llenándolo de animales exóticos hasta crear el G.W. Zoo, donde llegó a albergar más de 90 tigres –ahora propiedad de otro personaje bastante turbio, Jeff Lowe–. Lo más curioso de Joe es que, a lo largo de la serie, consigue despertar en el espectador sentimientos que van del odio a la pena pasando por la simpatía y, sobre todo, la incredulidad.

En esto influye mucho su estética kitsch –pelo a lo mullet, camisas de lentejuelas y cinturón pistola–, su vida amorosa –en uno de los capítulos somos testigos de su boda con dos hombres– o su obsesión por hacerse famoso –se llega a presentar como candidato independiente a la presidencia–. Y tampoco podemos pasar por alto su faceta de cantante de música country, otra de sus grandes pasiones. Luego tenemos a sus pobres empleados, típicos rednecks americanos, que es como se conoce a los blancos incultos de las áreas rurales de los estados del sur. Un pintoresco grupo de inadaptados en el que también se encuentran sus dos jóvenes maridos, John y Travis. 

Más allá del universo ‘Exotic’, ‘Tiger King’ nos acerca al no menos peculiar mundo de su mentor, Doc Antle. Él también es dueño de un zoo, Mirtley Beach Safari–que, por cierto, sigue abierto a pesar del coronavirus–, pero es bastante más listo que Joe. De hecho, en el pasado trabajó como entrenador de animales peligrosos en producciones de Hollywood como ‘Ace Ventura’. Y estos días también han circulado por la red las imágenes de cuando participó junto a uno de sus tigres en la famosa actuación de Britney Spears de los VMA’s de 2001.

Por eso, durante la serie Antle trata de convencernos de que lo suyo es un edén para los grandes felinos y para sus trabajadores, entre los que se encuentran sus múltiples novias –sí, la poligamia parece que triunfa por estos lares–. Aunque no cuela de ninguna de las maneras. La realidad es que unos y otros son explotados 24/7 por un hombre que se hace llamar Mahamayavi Bhagavan, que se traduce como “Señor” en hindú.

Pero, sin duda, la otra gran protagonista de la trama es Carole Baskin, la enemiga número uno de Joe Exotic. Ella es una activista por los derechos de los animales y dueña de Big Cat Rescue, un santuario de felinos sin ánimo de lucro ubicado en Tampa, Florida. Por supuesto, Baskin quiere acabar con Exotic. La disputa entre ambos va subiendo en intensidad y termina con él en la cárcel acusado de intento de asesinato por encargo.

Pero sobre Carole también planean bastantes sombras. La más creepy es la desaparición en extrañas circunstancias de su anterior marido, un millonario llamado Don Lewis. Joe, por supuesto, tiene su propia teoría al respecto y tiene que ver con el dinero, Carole y el apetito de los tigres. Como dicen en la serie, parece que la gente con animales salvajes está loca.

Carole Baskin posando junto a uno de sus leones.

Pero ‘Tiger King’ no sólo ha acaparado la atención del público, sino también de la crítica. Según Rotten Tomatoes, el popular sitio de reseñas y críticas de cine y televisión, la serie ya se ha convertido en el show más popular de la pequeña pantalla, con un 97% de votos positivos de la crítica y un 93% de la audiencia. Nuestro veredicto es que no te la puedes perder.