Todo lo que tienes que saber antes de ver ‘Schumacher’ en Netflix

Ya está disponible en Netflix el primer documental autorizado sobre la vida del siete veces campeón de Formula 1, Michael Schumacher.

Escrito por
Lectura: 3 min

Si hablamos de velocidad es imposible no hacer referencia al nombre de Michael Schumacher. El ex piloto de F1 es una de las grandes figuras del automovilismo, tanto por sus victorias como por su personalidad arrolladora. Ahora, la plataforma de streaming Netflix se prepara para estrenar un documental sobre su figura. Algo que ha dejado sin palabras a los fans, ya que es la primera vez tras el trágico accidente que sufrió esquiando en 2013 y que le dejó graves lesiones cerebrales que la familia del piloto habla públicamente. Pero, ¿por qué ahora? Descubrimos, a través de varios de sus hitos, los motivos que hacen que la figura de Schumacher sea tan grande y tengas que ver su documental.

Un trágico accidente

El 30 de diciembre de 2013 conocíamos la noticia de que el piloto había sufrido una fuerte caída mientras esquivaba. Su cabeza impactó de lleno contra una piedra en la estación de Meribel, en los Alpes franceses, lo que le provocó graves daños cerebrales. Desde entonces, el hermetismo en torno a su estado de salud ha sido absoluto. Muy pocos ajenos a su familia han conseguido verle y saber de primera mano cómo se encuentra el heptacampeón. Las últimas informaciones apuntan a que ‘Schumi’ se encontraría en su casa de Mallorca o en Lago de Lemán (Suiza), en una habitación totalmente medicalizada donde se monitoriza hasta el último detalle de su salud.

A lo largo del tráiler, Corinna habla sobre la relación que mantiene con sus esposo. “Simplemente, creo que es muy fuerte mentalmente. Tremendamente fuerte. Sigue demostrándome lo fuerte que es cada día”, llega a decir de él. Es tal la sinceridad con la que está montado el metraje que, incluso, aparecen imágenes del día en que la pareja se dio el “sí, quiero”. F/Netflix.

El legado Schumacher

Por primera vez, la familia Schumacher, acostumbrada a ser muy discreta en lo que a apariciones públicas se refiere, ha decidido dar el paso y sentarse frente a la cámara para hablar del padre, esposo y piloto. En el documental no solo se repasa la figura de Michael como deportista, también se dan a conocer muchos aspectos de su vida personal a través de grabaciones privadas de la propia familia. El documental cuenta con testimonios de su esposa Corinna, de su padre Rolf y de sus hijos, Gina-Maria  y Mick. Este último, por cierto, es actual piloto de Formula 1 en el equipo Haas.

Amigos y rivales

Lo que está claro es que la leyenda de Michael Schumacher donde realmente se hace gigante es en la pista. A lo largo del documental se repasan cada uno de sus siete títulos, su debut en la escudería Jordan, sus primeros triunfos en Benetton, su etapa gloriosa con Ferrari y su último capítulo al volante de Mercedes. Más de 20 años de carreras, adelantamientos a 300 km, rivalidades y polémicas. Porque el ‘Káiser’, lejos de la imagen amable que aparentaba fuera de la pista, se presentaba como un rival durísimo dentro de ella. Ahí tuvo disputas con rivales, compañeros e, incluso, directores de carrera. De todo ello dan buena cuenta personalidades como los directivos Jean Todt, Bernie Ecclestone, Luca di Montezemolo o Flavio Briatore, y los pilotos Sebastian Vettel, Mika Hakkinen, Damon Hill y David Coulthard.

“Perfección al ciento por ciento. No podía vivir con menos de eso”, explica Schumacher durante el tráiler. Vestido de rojo Ferrari completó su etapa más gloriosa como piloto con la consecución de cinco títulos mundiales. F/Netflix.

Aniversario sobre ruedas

El estreno del tráiler ha coincidido con el 30 aniversario del debut de Michael en el Gran Premio de Spa de Bélgica. Desde entonces, sus números hablan por sí solos: siete Campeonatos del Mundo, 91 victorias, 155 podios y 68 pole positions. Cifras de locura que le enmarcan como uno de los reyes de la velocidad. En estas tres décadas solo el piloto inglés Lewis Hamilton ha conseguido igualar sus récords y superarlos. Gracias, en cierta medida, a heredar el proyecto y coche que el alemán condujo para Mercedes en su última etapa antes de retirarse de los circuitos.