¿Listos para Michael Myers? Así se hizo la primera película de ‘Halloween’

Con motivo del estreno de 'La noche de Halloween', repasamos algunas de las curiosidades más sorprendentes de la cinta original.

Escrito por
Lectura: 3 min

Seguro que su nombre te suena y, si no, al menos reconocerás su siniestra máscara. Michael Myers aterrorizó a una generación completa a finales de los setenta y, ahora que se cumplen 40 años de su primera aparición en la gran pantalla, vuelve más brutal que nunca. La nueva adaptación se presenta como una secuela de la primera cinta y olvida las otras nueve que la sucedieron. Laurie Strode -interpretada por Jamie Lee Curtis– demuestra que sigue siendo la heroína de entonces y viene dispuesta a cargarse al psicópata para siempre. Y, como muestra de apoyo, aquí traemos algunas curiosidades de la original de 1978.

Un terror muy rentable

El presupuesto total de la cinta fue de 280.000 euros y recaudó en todo el mundo más de 61 millones. Estas cifras la convirtieron en la película de terror independiente más rentable hasta que en 1999 se estrenó ‘El proyecto de la bruja de Blair’.

La época ideal

La historia original se iba a llamar ‘Los asesinatos de las niñeras’, pero el productor Irwin Yablans propuso cambiar la trama de las niñeras acosadas por un asesino. Además, se decidió que todo sucediera en un único día para abaratar costes y, como no, Halloween era la fecha ideal.

Unos plazos de miedo

Con la idea de estrenar la cinta en la noche de brujas, se tuvo que hacer todo muy rápido. El equipo organizó la producción en cuatro semanas, el rodaje en otras cuatro y tuvieron un mes más para la edición. ¡Un tiempo récord!

Víctima por rebote

Curtis no fue la primera opción del director John Carpenter para dar vida a Laurie. Este le ofreció el papel a Anne Lockhart, pero ella lo rechazó. Entonces pensaron que la joven hija de Janet Leigh –Marion Crane en ‘Psicosis’– podría asustarse como necesitaban.

La influencia de Hitchcock

El maestro del terror y el suspense está presente en toda la cinta. Uno de los homenajes más grandes es el del doctor Sam Loomis que intenta dar caza a Myers. El nombre del médico -interpretado por Donald Pleasence– está tomado del amante de Marion Crane en ‘Psicosis’ (1971). Otro guiño al director británico es el nombre del niño que Laurie cuida, Tommy Doyle, que se llama igual que el detective de ‘La ventana indiscreta’ (1984).

El método del pánico

Durante el rodaje, Curtis y Carpenter establecieron un sistema numerado del 1 al 10 para saber cuál era el grado de miedo que la actriz necesitaba en cada escena. Al comienzo de cada toma, el director le decía un número y ella graduaba su nivel de espanto.

Una genial improvisación

Como había un presupuesto tan limitado, no había dinero para crear una máscara propia para Myers. Por tanto, el diseñador Tommy Lee Wallace improvisó con una máscara del Capitán Kirk de ‘Start Trek’ a la que le arrancó las cejas y las patillas.

¡La muerte necesita marcha!

John Carpenter compuso toda la banda sonora de la cinta en tan solo tres días. Además, la música que suena en la radio en la primera escena de Laurie y Annie en el coche es de la banda The Coupe De Villes, formada por John Carpenter, Tommy Lee Wallace y el actor Nick Castle.

La Screem Queen por excelencia

Jamie Lee Curtis participó en la secuela de 1981 ‘Halloween II’, en ‘Halloween H20: 20 años después’ y en ‘Halloween: Resurrection’ en 2002 donde moría asesinada. Pero también tuvo una pequeña participación en ‘Halloween III: La noche de brujas’, donde hacía de una operadora telefónica. Tras el éxito de ‘Halloween’, Curtis se convirtió en la estrella del terror adolescente y protagonizó otros títulos míticos como ‘Prom Night’ o ‘El tren del terror’.