La empresa española que convierte la basura del océano en moda sostenible

Ecoalf lleva desde 2012 transformando los residuos que se tiran al mar en ropa. Ahora quiere conquistar el espacio.

ecoalf_mundos_visavis_destacada
Escrito por
Lectura: 2 min

Donde unos solo ven residuos, esta empresa encuentra la materia prima con la que fabricar chaquetas, mochilas y camisetas que han lucido personalidades como Gwyneth Paltrow o Will Smith. Fundada por el empresario madrileño Javier Goyeneche en 2012, Ecoalf surgió como respuesta a la cantidad de desperdicios producidos por los países industrializados. Y es que solo en un año se consumen 500.000 millones de bolsas de plástico, la mayoría con una vida útil inferior a 30 minutos.

Ante un panorama tan desalentador, Goyeneche se alió con pescadores tailandeses y puso contenedores en sus barcos para recoger el plástico de los océanos.  Tras un proceso de reciclaje, este plástico se convierte en hilo para sus diseños. Una exitosa idea a la que se han sumado pescadores gallegos, andaluces y del Levante español con el proyecto Upcycling the OceansEn la creación de las prendas se utiliza, además de plástico,  algodón y neumáticos reciclados, redes de pesca, café post-consumo y restos de lana.

La empresa ya ha sacado del mar más de 70 millones de botellas y 60 toneladas de redes de pesca. Esto la ha convertido en la única marca española poseedora del sello B Corp ™ por su compromiso medioambiental. Además, ya cuenta con dos tiendas: una en Madrid y otra en Berlín, donde además de moda ofrecen diseño, libros y cosmética.

Pero sus aspiraciones son más ambiciosas. Ecoalf se ha unido a la compañía española Zero 2 Infinity y a la Escuela Universitaria de Diseño e Ingeniería de Barcelona (ELISAVA) para crear los uniformes de la tripulación y los pasajeros de Bloom, las primeras cápsulas turísticas 100% eco-eficientes que viajarán al espacio. Una filosofía eco-friendly que le ha llevado a colaborar con Apple Goop o Starbucks. ¿Conclusión? Si queremos tener futuro, empecemos por limpiar los océanos.